Si eres terapeuta, odontólogo o médico, y tus pacientes llegan sin que tengas que mover un dedo, enhorabuena, alguien más está trabajando en la promoción de tus servicios.
Sino, estarás pensando en qué puedes hacer para atraer más clientes *, y te interesará saber cómo se aplica el marketing a las consultas privadas.

Existe la tentación de comprar publicidad a bajo coste y hacer promociones "por probar", por aprovechar la oportunidad de "hacer unos flyers por poco dinero".
Sabemos que debemos promocionarnos pero es un error hacerlo sin información, sin planificación y sin objetivos.

Haz tres preguntas antes de elegir tus mejores opciones de promoción.

Probablemente sabes mucho de ellos: cuántos molares ha perdido, si está controlada su HTA, si es buen cumplidor, la última vez que...¡ESPERA!, este artículo no va sobre pacientes sino sobre clientes.

Porque cuando están frente a ti son pacientes, pero es importante que los conozcas de otro modo para saber cómo hacer clientes.

Si eres emprendedor o profesional liberal y tienes inquietudes por hacer crecer tu negocio, estás expuesto a infinidad de inputs y ofertas que nos hablan de "oportunidades" de captación de nuevos clientes, de crecimiento; y claro está, ningún emprendedor quiere perder una oportunidad.

Pero hay una trampa...

Desde luego tú estás seguro de tu formación de excelencia y estás orgulloso de la satisfacción de tus pacientes (que vuelven); clientes no te faltan: llegan solos sin necesidad de que hagas nada. De hecho ni te enteras de cómo pasa, ni te importa...entonces, no sigas leyendo.

¿No? ¿te pica la curiosidad de cómo llegan nuevos pacientes?, veamos.

La impresión que un paciente recibe desde la sala de espera puede hacer la diferencia entre un cliente que nunca vuelva y otro que recomiende al profesional, pasando por una percepción totalmente subjetiva y sin duda influenciada.

¿Cuál es la función desaprovechada de una sala de espera?

¿Hablamos?

Me encantaría hablar con Ud. sobre su proyecto, sea Ud. un profesional liberal, emprendedor, empresario, comerciante o una persona natural. Reunámonos y cuénteme los detalles para saber cómo puedo ayudarle. Y si piensa que contar con un profesional es muy costoso, tranquilo, vamos paso a paso, de acuerdo a sus prioridades.

Contácteme